Cerrar los ojos

Exaltar los sentidos, para comprometer el alma...

Primavera



Disfruto el aprendizaje de las cosas comunes. Tagami Kikusha

23 de enero de 2009

Mi version

Como les adelante con la nota del diario La Nación, sobre el recital de Elton John, ayer fue su presentación.
Ahora viene mi versión:
Eran las 21:05 con un estadio casi colmado en Boca. En una noche especial en cuanto a temperetura, bien veraniega con un cielo aun claro entró en escena James Blunt
músico, ingles, con su discografía reciente para los no tan entendido, pero con éxitos rutilantes se presentó.
Una serie de canciones maravillosas hicieron cantar en coro alguno de sus éxitos más conocidos por estos lugares. Con una energía desmesurada por momentos, se montro cómodo al compartir con el público argentino su repertorio, en un momento, es como para destacar su actitud al lanzarse literalmente en el sector Vip para dar una vuelta corriendo, mas allá de la sorpresa del público como de la gente de seguridad,el estadio explotó en gritos de sus fanáticos y la mirada de los que no estábamos en el VIP esperando que volviera al escenario después de maratónica corrida, y después de unos minutos apareció sin aire, pero feliz a seguir su canción que había quedado incompleta.
Después de su exposición y un poco mas de aire volvió a su habitual tono y nos deleito con su forma, canto,se puso como broche la camiseta de la Selección Argentina, obvio con el numero 10, hizo bis y siendo las 22,15 dejo un público expectante para el plato principal pero muy conforme con la entrada.
El sonido fue para destacar impecable; así tambien las luces que acompañaron cada acorde del joven músico.
Ahora todos estábamos esperando con expectativa después de 16 años al músico ingles que en los últimos tiempos lleva un extenso repertorio de éxitos inolvidables.
Y a las 22.30 entro vestido de negro con lentejuelas en la espalda, camisa turquesa y lentes azules (características por su formato)apareció Elton John, con una sonrisa cautivante, de muy buen humor y con varios ases en la manga para sorprender a su público por la variedad, cantidad y calidad de su repertorio.
Cada canción iba increyendo el clima, que se vivía en la bombonera. El publico casi con un respeto reverencial, empezó aplaudiendo su parte orquestal y de a poco se fue descontracturando, para terminar bailando con los viejos éxitos recordando tiempos inolvidables...
Música, sonido y luces fueron acompañando la noche veraniega porteña de ensueños, el cielo lleno de estrellas y la voz de Elton, como fondo fue el broche de oro para un recital Espectacular.
La generosidad del músico se vio al tocar y cantar casi por tres horas sin parar, haciendo bises al mínimo pedido del publico y agradeciendo la presencia de las almas que lo estábamos viendo.
Increíble fue esta presentación, y saca de mi memoria aquella en que se había enojado con el sonidista en la cancha de River Plate echándolo en el escenario por no tener retorno, y mal predispuesto había terminado aquel recital, pero todo tiene revancha y esta vez fue humilde, generoso y amable con todos. Quizás sean los años (de todos, jaja) que nos lleva a ser mas tolerantes.
Si me piden opinión THE BEST!!! super feliz a las 01,30 se daba por terminado un recital espectacular para la historia de los que compartieron esa noche.Todos salimos satsifechos de volver a verlo y deseando que vuelva pronto!!!....