Cerrar los ojos

Exaltar los sentidos, para comprometer el alma...

Primavera



Disfruto el aprendizaje de las cosas comunes. Tagami Kikusha

24 de mayo de 2009

Tener Fe.

Después de tanta exitación ella pudo logar la calma, él nunca le dijo nada.
Su ímpetu e inseguridades pasaron a en segundo plano, no desaparecieron. Ahora era el tiempo de plantarse en la tierra y saber elegir el camino que recorrería por un largo tiempo hasta lograr sus objetivos.
Con fe e intención sabia que lo lograría, algo peor podía suceder, pero la diferencia era que ahora no temía, solo deseaba que que no fuera el blanco de tanta ingratitud.
Sus planes no cambiaron desde que sus alas ya fuertes empezaron a batir para volar libremente, frágil por su inexperiencia tentó a la suerte y esperaba con fe que el milagro sucediera. Verse volar libre, sin peso, sin tirones, volar por el placer de hacerlo y crecer en su nuevo proyecto.
El siempre estuvo ahí como agazapado, pero la diferencia fue que a ella ya no le importaba su presencia, creyó en ella misma y pudo , ahora era seguir igual, seguir creyendo a pesar de noches de llanto, o angustia y soledad. Ella se tenia fe, y la fe mueve montañas cuando se esta convencido de estar en el camino correcto.
Solo le quedaba encontrar la persona que acompañara ese vuelo, sin atropellos ni ansiedades sabia que llegaría a su tiempo, también tenia fe en que iba a suceder el encuentro. Tranquila esa noche se recosto en su cama sola como tantas noches y espero que mañana amaneciera con la misma fe que hoy y que el día siguiente no hubiera lugar para flaquear en su actitud.
Trabajo mucho para lograr lo que hoy parecía una tontera, no estaba dispuesta a perderlo bajo ningún concepto.
Despacio por primera vez pudo conciliar sus sueño.