Cerrar los ojos

Exaltar los sentidos, para comprometer el alma...

Primavera



Disfruto el aprendizaje de las cosas comunes. Tagami Kikusha

14 de noviembre de 2009

ser testigo

El otro día fui testigo de un accidente vial. Una mama con su bebe de 1 o 2 añitos no mas; fueron atropelladas por una moto.
Las vi volar a madre he hija por el aire, y la chiquita caer como una bolsa en el asfalto unos 10 metros de la madre, antes que ella, el tránsito venia de su lado así que no dude en protegerla y acercarme para que ningún auto la pisara.
Llame al 911 que prometieron enviar una ambulancia rápidamente , solo estábamos a 3 cuadras del hospital de la zona, la ambulancia tardo mas de una hora.
Mientras tanto curiosos y gente solidaria se acerco al lugar
Aparecieron dos policías que trataban de hacer lo que podían con el tránsito desquisiado por la hora 19.00. El conductor de la moto se quedo y dio sus datos a pesar que, cuando vi que levanto su moto creí que huiría, ví que me equivoque. Tenia casco, seguro, campera para moto, permaneció serio y abservando cada detalle. No debe ser fácil pensar que una bebe puede estar mal por una maniobra de uno.
Pero la mama de la bebe cruzo mal.
Todos estamos pensando cualquier cosa mientras hacemos otras y por eso nos pasa lo que nos pasa. No prestamos atención.
Mientras esto sucedía, un imbécil de una camioneta empezó a pelear con el policía, sin sentido porque el agente estaba haciendo lo correcto, tratando de dirigir el tránsito, mientras el otro tomaba datos. Sin dudarlo, este personaje, antes molesto a todo el mundo, estacionó su movíl y vino a ver y a seguir peleando llamó por su celular a la comiseria a no se quien. Increpando al pobre policía que en este momento estaba tratando de no ser arrollado por un colectivo, intento crear mas malestar del ya causado por el accidente.
Me pregunto que pasa a la gente joven que se cree dueña de todo , de la calle de la verdad, de la fuerza y la violencia verbal en este caso. Que sensacion de impunidad le da.
Seguramente con gente como esa nuestro país esta lejos de avanzar.
Mientras gente solidaria sin fin de nada, mas que ayudar estaba tratando que la nena y la mama fueran atendidas de inmediato, este infeliz miraba. Claro la solidaridad, el respeto están adormecidos o nulos en su sentido común
Un hombre sin criterio es como un rió sin agua, no sirve para nada.
Deseo que alguna vez aprendamos a ser personas y no tratar de molestar al otrocon el solo fin y placer de molestarlo.