Cerrar los ojos

Exaltar los sentidos, para comprometer el alma...

Primavera



Disfruto el aprendizaje de las cosas comunes. Tagami Kikusha

8 de abril de 2009

¿Una sensación o una realidad?

Mientras el Ministro de justicia Aníbal Fernández sigue con sus declaraciones sobre la Sensación de Inseguridad, frase expresada ya hace varios años, por este Ministro, como esta argumentado en la nota del 28 marzo de 2009 en La Nación


Fuente La Nación 28 de marzo 2009
Dos años antes de esa nota, el jefe político de Aníbal Fernández y por entonces el presidente de la Nación, Néstor Kirchner, introdujo el tema:

* "Los índices de inseguridad van bajando, pero la sensación de inseguridad aumenta porque tuvimos la idea de cambiar la cúpula de la Policía Federal", sostuvo Kirchner el 2 de junio de 2004, en referencia a 107 oficiales pasados a retiro.

* El 25 de marzo de 2005, un año y cuatro meses antes de la nota mencionada por Fernández, el por entonces ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian, expresaba: "No sólo bajó el índice delictivo en la provincia, sino que también disminuyó la sensación de inseguridad".

Lo curioso de las palabras de ayer de Fernández es que fue él mismo quien se refirió a la "sensación de inseguridad" antes de que se publicara la nota cuya copia, en una gigantografía, mostró ayer en la residencia de Olivos durante la conferencia de prensa de la Presidenta para anunciar un plan tendiente a combatir el delito, que, por otra parte, se niega.

* El 26 de julio de 2006, es decir, cuatro días antes de que LA NACION publicara un informe de la Universidad de Belgrano, criticado por Fernández, éste había dicho: "La sensación está y no se cambia con discursos; se cambia con hechos. Mi preocupación no está en cambiar la cabeza del hombre que siente la sensación o la mujer que siente la sensación, en la calle, con una palabra; yo no soy quién para curar de palabra. Yo sé que la sensación está porque no vivo dentro de un Tupperware”.

Por esos días, Fernández pidió disculpas a los vecinos por haber dicho que la ola delictiva que vivía el país era un " punch mediático".

* Ocho meses después, el propio Fernández insistió en la cuestión en discordia. El 4 de marzo de 2007, el funcionario nacional dijo: "La sensación de inseguridad debe desaparecer con la prevención del delito".

* El año pasado, Fernández mismo volvió a culpar a la prensa por la "sensación de inseguridad". El 17 de octubre de 2008, aseguró que la sensación de inseguridad que existe en la población es consecuencia del "repiqueteo de los canales" de televisión que "hacen creer que un mismo hecho pasó tres veces".

* El 27 de febrero de este año, una vez más, Aníbal Fernández opinó: "La sensación de inseguridad no se cambia con una buena campaña de publicidad, sino con prevención".

* El lunes pasado, la ministra de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay culpó a los medios de comunicación de "exagerar" y de "inflar" la inseguridad.

* Ayer, la presidenta Cristina Fernández se refirió al asunto cuando llamó a no "crear sensaciones" y a "buscar soluciones. Está comprobado científicamente que si se repite 35 veces durante el día una violación, un hecho delictivo por televisión, vos tenes la sensación de que cuando salís de tu casa te van a violar", se despachó la Presidenta.

* Además, ayer, el ministro Fernández apuntó al columnista de LA NACION Fernando Laborda por una nota de su autoría titulada " La única verdad es la realidad ", en la que aludía al incremento del delito en la provincia de Buenos Aires, al decir que, con esa admisión oficial, se derrumbaba "el mito alentado por el gobierno nacional de que la inseguridad era una mera sensación, inflada por los medios".

"El periodista Laborda debería leer el diario en el que trabaja, para que no lo echen", dijo Fernández al asegurar que fue LA NACION el medio que inventó esa frase.

* Tal vez para consuelo de Fernández, la frase "sensación de inseguridad" tampoco la creó el ex presidente Kirchner. El 9 de abril de 1999, el por entonces ministro del Interior menemista, Carlos Corach, ya hablaba de ella.


Como se expone en esta nota, hace rato que se habla de inseguridad, y el tema a esta altura sigue igual o mas vigente que nunca.
Escuchamos a La presidenta decir ayer en un acto en el partido de La Matanza que:
"que nadie piense que lo que da seguridad es agarrar a palos a todo el mundo" y reiteró que hay que combatir el delito con la generación de puestos de trabajo.

"Lo que da seguridad es que la gente trabaje y cada vez tenga mejor trabajo, que funcionen las instituciones que tienen que funcionar", enfatizó la jefa de Estado en declaraciones formuladas al dejar inaugurado un parque industrial en La Matanza.


Por su parte, esta mañana, el juez de la Corte Suprema de Justicia Carlos Fayt instó a combatir la inseguridad. "Hay una sensación de inseguridad total que no se puede manipular de ninguna forma, sino combatiéndola", expresó.

En este contexto, opinó que existe un "desamparo total" en amplios sectores de la sociedad.

No obstante, eludió referirse a las expresiones de ayer de su colega Eugenio Zaffaroni, que sostuvo que existe un "infundado el temor por la inseguridad".

"La única forma de solucionar los problemas de inseguridad es a través de la prevención, lo otro es política coyuntural", había dicho Zaffaroni.


Más allá de pomposos anuncios para detener la ola de violencia e inseguridad, en poner más móviles, personal etc. a la gente la siguen matando con una SENSACION de IMPUNIDAD ¡Absoluta!
Quizás sea para nuestros políticos provocativo salir a trabajar con el auto, o ir al banco con una cartera, o salir del trabajo con el sueldo, o ir abrir la puerta para que albañiles puedan entrar a trabajar a una obra.
Son casos que se dieron es esta corta semana. Mataron al arquitecto en su auto cuando iba a cumplir con su trabajo en una obra, a un anciano lo mataron cuando se dirigía a abrir la puerta a unos albañiles, a dos enfermeras las asaltaron y corretajearon al salir de una residencia geriátrica donde trabajan, y estos son solo algunos de los casos que toman estado publico.
Quizás no tenga idea el gobierno que sensación tiene la gente común, cuando espera un colectivo para ir a trabajar, o al sacar el auto para llevar los chicos al colegio, o al hacer las compras en el almacén y volver con alguna bolsa (pequeña por la crisis) por la calle. La sensación es que te pueden matar y no es una idea paranoica, de hecho te matan o te lastiman, porque los criminales de ahora, no tienen ningún amor por la vida, el paco, la droga hace que estén con sus vidas "jugadas" y no tienen nada que perder, la frase si yo no lo tengo que no lo tenga nadie es tal vez el modo de pensar de estos individuos.
La justicia, parece cómplice del sistema, hace salir aquellos que con muchísimo esfuerzo fueron atrapados por la policía , por decir en forma simple con las manos en la masa, después de tiempo y esfuerzo llegan a tribunales y por ser menores, o cualquier artilugio salen como si nada, y peor aun cuando ya están en la cárcel no se porque motivo los sueltan o les dan el beneficio de prisión domiciliaria y pasan a penas una horas para que vuelvan a delinquir. Esta no es una sensación, es la realidad que nos duele cada día, que nos da miedo, pero como hay que seguir trabajando, seguimos levantando muros, rejas, pagando seguridad, usando los celulares como armas de emergencias, la sensación es al menos más grande, quizás así lo lleguen a entender.
Ahora un partido del conurbano levanto una valla entre dos partidos, quizás para poner el cerco perimetral a dos barrios que están asolados por la delincuencia, y ahora también se levantan justamente los vecinos con el discurso: de que clase de diferencias hacen entre los que viven de uno u otro lado. Lo que siento es que echamos fuego a las llamas, los ánimos caldeados, la falta de trabajo, la inseguridad son temas álgidos y preocupantes, pero las medidas en estos dos sentidos nunca llegan o al menos son muy escasas para dar respuesta a miles de familias que pierden seres queridos, victimas de la inseguridad por violencia (dígase robos, violaciones, atracos, secuestros) porque parece ser que hay que explicar que clase de victimas son ya que se las confunden con accidentes de transito.
Que poco valor se da a la vida, la fotografía que se ve son jóvenes expulsados de la sociedad por falta de educación en primer lugar, de trabajo digno, de familias sin contención, no existen instituciones intermedias o el gobierno mismo. Siempre hubo pobres y la idea es que haya cada vez menos y esos menos estén cuidados para que no se vuelvan victimas de un sistema perverso, y los que aun tenemos alguna posibilidad podamos crecer con trabajo y oportunidades. Dicen que poner luz en las calles, hace bajar notoriamente la delincuencia en la via publica. Deberíamos poner luz a la mirada de los dirigentes para que tomen medidas lógicas, rápidas con planes a corto, mediano y largo plazo, sino vamos a estar como con el dengue, si es brote o epidemia mientras la gente reclama porque se muere o es infectada.
Veo al gobierno alejado del pueblo, ensimismado en la lucha partidaria, planes que nunca llegan, anuncios que quedan para las fotos, estadísticas que son irreales, pero que quedan en la historia y cuando leamos, 2009 murieron X cantidad de personas nunca sabremos si son por dengue, delincuencia o accidentes de transito, porque todo da igual.
La sensación es un tema que por lo visto no inquieta al gobierno; pero la realidad aplasta cuando uno la desestima.