Cerrar los ojos

Exaltar los sentidos, para comprometer el alma...

Primavera



Disfruto el aprendizaje de las cosas comunes. Tagami Kikusha

5 de octubre de 2009

Mañana con Pronostico

Desperté, por el pequeño repiqueteo en la ventana.
Me levanté y sacudí mi modorra al costado de la cama, camine hasta la puerta y abrí ese manto etéreo que me impedía ver aquel pequeño nido perdido entre los árboles y esas gotitas que hacían de esta mañana una tarde melancólica.
Encuentro entre las nubes, la presencia insignificante del sol, que aparece avergonzado ante los ojos de los humanos.
Aquí estoy mirando esta hermosa mañana, con aroma a tierra mojada con sincera pureza, las olas remontan su vuelo con el viento salpican como escupiendo las calles con su feroz locura.
Y así pasa esta mañana tranquila, nublada, lluviosa.
Enciendo la radio y escucho 90 por ciento de humedad, cielo cubierto, probables lluvias, temperatura 21 grados.
Todo acabo; ya no hay mantos de humo sobre el mar, es la niebla por la humedad, no caen pequeñas gotas de sudor del cielo, es la lluvia, no existe un espeso colchón gris en el cielo, son nubes, no hace calor hay 21 grados. Terrible realidad.
¿Por que habré encendido la radio?