Cerrar los ojos

Exaltar los sentidos, para comprometer el alma...

Primavera



Disfruto el aprendizaje de las cosas comunes. Tagami Kikusha

22 de abril de 2010

La vida...



Quizás la suma de los años, el paso del tiempo haga que uno se vuelva mas reflexivo y se pregunte que sentido tiene la vida, a donde uno desea llegar.
Al comienzo lo marcan los padres con sus ansias, sus créditos no utilizados, sus expectativas con frases como " a donde llegara este chico!!", clases de guitarra; porque a papá le gusta tocar la guitarra, pero nunca llego a hacer sonar 2 notas seguidas, o "aprende ingles"!! "que es el futuro"; entre otras frases repetidas a lo largo de generaciones por nuestros progenitores.
Cuanta carga uno lleva sin saber, todo aquello que no fueron capaces o no pudieron por posibilidad es, tiempo, dinero, etc.
Y uno cuando ya va pisando el fin de los años de estudio, se plantea que quiere ser.
Grande es la diyuntiva, ser lo que deseo? o cumplir con el mandato?, o no deseo nada, o todo me da igual, o no quiero crecer; mil respuestas con y sin argumentos, que pasan por la cabeza de uno , pero el tiempo también pasa como arena entre los dedos.
Y con el correr de los años, uno se da cuenta que lo que uno debe ser es una buena persona,responsable,digna,solidaria, feliz, tolerante, buen amigo con uno mismo y con los otros, reconocer al otro, corresponderlo, comprometerse con ideas y sentimientos,ser justo y trabajar por ello. Tantas cosas mas importantes que el tener el master en... o el doctorado en tal o cual cosa.
Creo que lo mas difícil de todo, es poder ser FELIZ con lo que uno pudo lograr, no tener que mirar al lado para ver cuan feliz es el otro para copiarlo. Sino ser feliz por lo que con el propio merito consiguió y por que el otro también pudo lograr su felicidad , seguramente con cosas totalmente distintas pero es bueno solidarisarse.
Cuando los años pasan y uno empieza a recoger el espinel, empiezan a salir nombre de personas que acompañaron todo el trayecto del viaje, o solo alguna estación o algunos minutos y lo sorprendente es cuando nos llaman por nuestros nombres y es ahí, cuando la vida tuvo un sentido, un significado. Cuando uno no paso, por la vida como un ente, sino que dejo algún recuerdo, y es allí cuando nuestra vida tiene sentido.
Por eso cuando los amigos permanecen a pesar del tiempo y de las distancias,esa fue una buena forma de invertir en la vida. Saber que podemos contar con gente que nos tiene afecto, nos brinda una palabra, una mano, un abrazo en definitiva cariño.
Muchas veces no pasa por el dinero, un gesto es mas rico que todo. El poder estar, compartir lo bueno y lo malos, poder descontar que aquella persona estará siempre aunque las vacas sean flacas o el bolsillo gordo y sera igual que cuando sentados en el cuarto contaban sus historias ,eso es lo importante.
No dejemos de enseñar a nuestros hijos dignificar la vida con hechos de afecto, para que la vida sea un poco mas iluminada, en definitiva mas bella.