Cerrar los ojos

Exaltar los sentidos, para comprometer el alma...

Primavera



Disfruto el aprendizaje de las cosas comunes. Tagami Kikusha

18 de abril de 2009

De aqui, de alla

Es tanta la información, que apabulla, ensordece, y por momentos duele.
Tomar un tema significa desvalorizar otro o por lo menos postergarlo, pero que se hace cuando todo es URGENTE e IMPORTANTE.
Como se puede decidir en forma simultanea, en temas tan importantes como son ¿inseguridad, salud, economía, educación, y además campaña política? La respuesta es obvia, si se puede hacer todo en simultáneo, pero el resultado puede ser también nefasto.
Cuando uno ve la desesperación como el hilo conductor de medidas, el capricho, como el motivador y la falta de criterio el disponer medidas, uno se atreve a preguntar si la psiquis de aquel a cargo, se encuentra sana o al menos en condiciones claras para cumplir con lo correcto.
Sin perder el valor por cada tema, sin pretender sacar de agenda, sin sacarle sentido a las cosas que preocupan a un pueblo, resulta difícil elegir de que hablar de algo en particular.
Quizás por eso; hablamos de todo y no se decimos nada en concreto. Uno agudiza el oído para sentir esa sensación de haber encontrado el camino correcto a un oscuro y tenebroso camino. Pero por mas esfuerzo que uno haga el tintineo no se escucha, el espacio claro no aparece, todos de una manera loca pretendemos sumar algo que sea beneficioso a una sociedad en crisis, y no lo logramos, porque nos dispersamos, nos desorganizamos, nos cuesta alinearnos y mantener activa la atención. Y muchos esfuerzos sanos y bien intencionados, van perdiendo fuerza y se diluyen como hielo en el agua.
Esto me hace recordar aquel accidente aéreo en los EEUU sobre el rió Houston donde se hablo de la forma en que responde el ser humano en momentos de extrema tensión. Hago este comentario de la avión porque en ese caso existe un Capitán, un Comandante y una tripulación capacitada para dar contención al pasaje que no sabe que hacer en un caso de emergencia. Sin embargo simplemente, a penas el pasaje sube, se acomoda y esta atento por ese breve momento a prestar atención se le dan una serie de indicaciones cortas clara y concisas, fáciles de recordar. Se las dice se muestra, y se repite en los idiomas que sean necesarios y se espera en forma tacita la colaboración de todos, si algo sucede.
Ese pacto de confianza mutua hizo, al menos en ese caso, un ejemplo de libro del como actuar en momentos de crisis. Y en consecuencia cada uno se ubico en el rol que correspondía y no hubo felizmente victimas.
Se sabe que quien comanda una nave se capacito para eso, paso por examen es y tiene en forma periódica chequeos tanto de salud como psicológicos.
Me pregunto porque no hacer algo similar con los políticos. En la Argentina parece que se tiene cierta predisposición para hacer todo lo contrario. Se ubica al mando personas que no están capacitadas, ni para manejar con criterio una casa, algo domestico.
Repasemos algunos temas: La sequía produjo daños irreparables al campo y hasta hoy nada se hizo como medida de fondo para solucionar los problemas que género y que seguramente pueden volver a aparecer si se repite el fenómeno.
Tartagal, la ayuda solidaria fue otra muestra de desorganización, los fondos destinados, no tengo idea si se gastaron solo en sacar el alud del puente o en rehacer el pueblo o hacer algo para evitar que otra vez la gente sufra semejante desastre.
El dengue, negando si era brote o epidemia, se llego a perder días fundamentales para la toma de decisiones e informar a la gente como prevenirse.
Ensañarse en decir un número de casos mentiroso fue caballito de batalla, hasta que el mosquito les paso por encima y lo evidente se transformo en obvio.
La inseguridad, la edad de imputabilidad de los delincuentes sigue siendo tema de debate en cada casa, y en el Congreso duermen los proyectos, mientras tanto los ¿¡Chicos!? Siguen matando a gente inocente. El aumento del gas en vísperas del invierno que por ahora trae temperaturas benévolas, sacude los bolsillos de toda la gente, el aumento fue pactado en el 2008, y nunca fue publicitado como corresponde para conocimiento de la comunidad. Y así con otros servicios.
Hace años que no se hacen obras para que el tema del gas no sea recurrente en cada invierno, así como fue la energía eléctrica en el verano, donde se ofrecían crédito para aires acondicionados, pero la factura de luz hacia subir el calor interno a temperaturas impredecibles.
Y las mediciones del INDEC donde todo da como el jefe quiere. Donde las matemáticas parecen ser obras de arte en vez de una ciencia exacta.
¿Y elegir candidato? cuando no hay candidato, entonces que mejor que inventar la frase, candidato testimonial, y a esta altura uno se da cuenta que la Urgencia supero a lo Importante y lo cínico se volvió vulgar, o que todo parece dar lo mismo aunque uno sepa y este seguro que eso, no es así.
No es lo mismo ser, que parecer o el sentido inverso. ¿Como ser respetado cuando uno no respeta los derechos del otro? tener alguna estima por un pueblo que frente al fraude de las elecciones pasadas, acepto mansamente este gobierno. Y sigue viendo correr una película siniestra donde nadie tiene que ver con nada pero son todos partes del mismo rodaje. Y el final poco feliz se anuncia, aunque la esperanza nunca se pierde, pero uno esta cansado de tanta necedad y estupidez.